Archivo por meses: febrero 2014

Rehabilitación energética de fachada II

Los sistemas de aislamiento térmico por el exterior de fachadas, conocidos con el nombre genérico de sistemas SATE, combinan la utilización de un material con gran capacidad de aislamiento térmico, con revestimientos de acabado y decoración, aportando un elevado grado de protección termoacústico y estético de la fachada.

El sistema está formado por el material aislante, habitualmente placas de poliestireno expandido (EPS), que se pegan y se fijan mecánicamente a la fachada. Posteriormente el material aislante puede ser acabado con un revestimiento acrílico, previa regularización con un mortero polimérico reforzado con malla de fibra de vidrio, o un revestimiento mineral reforzado con malla.

El tratamiento previo del soporte sobre el que se instalará el sistema SATE es fundamental para una correcta aplicación. También es especialmente importante respetar la concepción del SATE como un sistema integral de fachadas. Ello supone que cada componente forma parte del conjunto, asegurando la compatibilidad del sistema y el mejor resultado. Todos los componentes de un SATE deben estar concebidos y ensayados de forma conjunta para el uso que se va a dar al sistema.

2013-10-29 09.58.38

VENTAJAS:

  • Puede aplicarse en cualquier tipo de soporte.
  • Si hay que reparar lesiones en el exterior de la fachada, es la solución más aconsejable.
  • Se aprovecha la inercia térmica del soporte resistente.
  • No es necesario desalojar las viviendas para realizar la intervención.
  • Se corrigen los puentes térmicos existentes en la fachada original.
  • Reduce la solicitación térmica de la estructura y por lo tanto las dilataciones.
  • El sistema reduce el riesgo de condensaciones, por ser impermeable al agua y permeable al vapor de agua.
  • No se reduce la superficie útil del edificio o vivienda.
  • Protege el cerramiento original del edificio, incrementando su vida útil.

INCONVENIENTES:

  • En general, la intervención por el exterior exige un mayor coste económico que si se realiza por el interior.
  • Implica modificaciones en una serie de detalles: aleros, voladizos, ventanas, puertas y lugares donde la envoltura exterior se atraviese, para la adecuación al nuevo espesor de fachada.
  • Es necesario montar andamios.
  • Tiene impacto estético.
  • Se necesita el consentimiento de la comunidad de vecinos.
  • En el caso de edificios con un grado de protección como parte del patrimonio histórico-artístico, será difícil practicar la intervención por el exterior.

En la práctica, hay que tener en cuenta que en la realización de una obra en un edificio, la mayor parte de los costes se deben a la mano de obra, montaje de andamios, etc. Por esto, asumiendo que esos costes fijos se van a afrontar, una vez se haya decidido realizar una reforma, deberá considerarse, una mejora en aislamiento de la envolvente completa para garantizar los beneficios de una rehabilitación energética integral.

Dejamos para el siguiente post el estudio previo realizado para la rehabilitación energética de una fachada en Vitoria-Gasteiz, un caso concreto en la calle Cercas Bajas.

ITE – Consultar la antigüedad de un edificio

Herramienta de información geográfica para identificar la fecha de construcción de los edificios del País Vasco

Como ya empieza a ser conocido, los edificios de más de cincuenta años tienen la obligación de realizar una inspección técnica para conocer su estado de conservación y la necesidad o no de realizar las reparaciones pertinentes con el objeto de prolongar su vida útil en buen estado.

Desde el año pasado, la figura del Informe de Evaluación de Edificios incluye además de la inspección técnica, un análisis de accesibilidad del edificio y su certificado energético. Aunque por el momento el informe completo se sigue conociendo como ITE.

Una de las consultas más comunes que recibimos en el estudio se refiere a la antigüedad de los edificios; muchas veces los vecinos no tienen muy claro qué fecha tienen que tomar como referencia a la hora de decidir si tienen que realizar o no la Inspección Técnica de Edificios porque no siempre las escrituras coinciden, la memoria no es todo lo precisa que debería, o simplemente no saben dónde mirarlo.

Así que para facilitar estas situaciones hemos decidido utilizar la tecnología de Google Maps, aprovechando los recursos que el Gobierno Vasco facilita a través de su servicio de geoinformación, para crear un buscador donde de forma fácil e intuitiva se puedan conocer los datos más relevantes de los edificios de Euskadi.

Buscador de ITEs

Para la base de datos utilizamos la información que tiene el Gobierno Vasco a disposición pública, lamentablemente esta información ni está completa ni actualizada, por lo que el ámbito que cubre se reduce básicamente a los edificios de Vitoria-Gasteiz, Bilbao y Donostia.

La forma de utilizarlo es muy sencilla, sólo hay que acceder a nuestra página de Inspección Técnica de Edificios en el País Vasco y leer bajar hasta encontrar el mapa, donde tenemos que introducir la dirección que buscamos, lo más exacta posible, y una vez se ha acercado la imagen al nivel de la calle, pinchar en el edificio que deseamos consultar para ver los datos.

Hay que recordar que no existen datos de todos los edificios; los registrados aparecen con un sombreado rojo, por lo que si al introducir los datos de búsqueda y confirmar que estamos en la dirección correcta, no se ve el sombreado, significa que no hay datos para ese edificio en concreto. Pero seguimos trabajando para ofrecer más datos de interés a nuestros clientes.

Rehabilitación energética de fachada I

Hoy os contaremos cómo abrigar a nuestros edificios, cuál es la “prenda estrella” de esta temporada invernal, dónde está la mejor relación calidad-precio y algunas de las cosas que debes saber en cuanto a ahorro energético, un poco de culturilla general para impresionar a tus vecinos en la próxima reunión de comunidad.

Intentaremos no ser muy técnicos (ni muy básicos) pero si no lo conseguimos, dínoslo y por supuesto pregunta lo que quieras, sin miedo, estaremos encantados de resolver tus dudas.

2014-01-10 17.18.40Entrando en materia…

Los edificios construidos con anterioridad a la Norma Básica de la Edificación NBE-CT-79 sobre condiciones térmicas en los edificios (1979), es probable que no dispongan de la protección térmica adecuada, es decir, que no tengan aislamiento térmico y que las instalaciones sean ineficientes energéticamente.

Por todo ello, es aconsejable reducir el consumo energético de estos edificios, para así conseguir un máximo ahorro en calefacción y refrigeración, además de satisfacer el requisito básico de habitabilidad relativo al ahorro de energía y aislamiento térmico, disminuyendo el consumo.

Para el ahorro de energía es fundamental que la fachada ofrezca un buen aislamiento, lo que equivale a que su transmitancia térmica (U) no sea elevada. El componente que más eficacia presenta para disminuir el valor de la transmitancia de la fachada es el aislante térmico, siendo determinantes su conductividad y espesor. Así, cuanto menor sea la conductividad y mayor el espesor del aislante, menor será su transmitancia térmica y la de la fachada. Por lo tanto, la mejora del aislamiento térmico en la fachada del edificio es una de las medidas que tiene un mayor impacto en el ahorro energético en calefacción y refrigeración, pudiendo suponer hasta un 35%.

Existen tres alternativas a la hora de incorporar aislamiento en la rehabilitación energética de una fachada, dependiendo de la disposición del mismo:

  • Aislamiento térmico por el exterior.
  • Aislamiento térmico por el interior de la vivienda.
  • Aislamiento térmico por el interior de la cámara.

Siempre que sea posible, se recomienda la intervención por el exterior, ya que con la disposición del aislante de forma continua por el exterior de la hoja principal se evitan los puentes térmicos (zonas donde se producen mayores pérdidas térmicas y sensibles a las condensaciones en épocas frías, como cajas de persianas, frentes de forjado, etc).

Además, al realizar el aislamiento por el exterior, lo que estamos haciendo es forrar literalmente el edificio, dejando una gran masa de material interior que en el momento que se interrumpe la emisión calorífica, la temperatura interna desciende lentamente a causa de la radiación del calor que efectúan las paredes al actuar, en este caso, como acumuladores de calor. En el siguiente post detallaremos las ventajas e inconvenientes de los sistemas de aislamiento térmico por el exterior de fachadas.