rehabilitaestudio

Certificado energético

Análisis energético de la edificación

El etiquetado energético informa sobre la cantidad de energía que consume un elemento, identificando mediante colores y letras desde la A (de ahorro) para los más eficientes, hasta la G (de gasto) para los que más energía consumen.


Electrodomésticos, viviendas y vehículos ya disponen de su correspondiente etiqueta, de forma que es un elemento más a tener en cuenta en las decisiones de compra. Desde el pasado 1 de junio es también obligatorio disponer del certificado energético para vender o alquilar una vivienda.

La rehabilitación es la oportunidad para la mejora energética, para el ahorro. La reducción de consumos implica un ahorro importante en la factura energética. Dicho ahorro puede ser amortizado en plazos bastante cortos a partir de los cuales la ganancia es neta.


El ahorro energético entre una calificación A y una G puede ser del 70%. ¿Qué letra es tu vivienda? Nosotros te lo decimos y te ayudamos a conseguir una calificación superior para que tu vivienda tenga mayor valor.


PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es la calificación y la certificación energética de un edificio?
¿Para qué sirve la certificación de eficiencia energética de edificios?
¿Cuándo aplica la obligatoriedad de tener el certificado de eficiencia energética?
¿A qué inmuebles se aplica y quién debe encargarlo?
¿Qué información hay que suministrar al nuevo comprador o inquilino?
¿Es posible esperar a vender o alquilar la vivienda y para contratar la certificación energética?
¿Puedo ofrecer o publicitar la vivienda en alquiler o compra sin contar con la certificación energética?
¿Va a haber inspección para velar por el cumplimiento?
¿Me puede perjudicar económicamente el certificado energético de mi vivienda?
¿Qué pasa si no certifico mi vivienda, local u oficina?
¿Qué trabajos comporta la realización de la certificación energética?